La mediación o arbitraje es un proceso voluntario en el que dos o más partes involucradas en un conflicto trabajan con un profesional imparcial, el mediador, para generar sus propias soluciones para resolver sus diferencias.

A diferencia de un Juez, o un árbitro cuyas decisiones obligan a las partes, e implican que una parte gana y la otra pierde, la mediación busca obtener una solución válida para ambas partes.

Explícanos tu caso

La mediación es una forma flexible de resolución de conflictos, que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio. La mediación ofrece a las partes una oportunidad de ganar una mayor comprensión de su conflicto, y limitar el coste (tanto en tiempo como en dinero) que implica un procedimiento legal completo.

¿Cómo funciona?

En la sesión de Mediación, todas las partes comparten su punto de vista. El mediador hace preguntas a fin de asegurar un entendimiento claro de todas las cuestiones relevantes para las partes, de sus intereses, y posiciones.

Un mediador no:

–          Actúa como abogado de ninguna de las partes

–          Da asesoramiento jurídico

–          Evalúa o juzga las cuestiones que se tratan en el proceso

–          Decide quién gana o pierde

Resolvemos tus dudas INFORMATE

El mediador asiste a los mediados para crear y evaluar opciones a fin de resolver el conflicto. Cuando las partes alcanzan un acuerdo, los extremos de éste son revisados, reflejados por escrito, y firmados por todas las partes. Como tal, un acuerdo puede ser legalmente vinculante, y por ello, explica a las partes su grado de compromiso con el acuerdo alcanzado.

La Mediación puede ser considerada como una “negociación asistida”

La Negociación puede ser considerada como “comunicación tendente a la obtención de un acuerdo”

Por lo tanto, la Mediación es “comunicación asistida para la obtención de acuerdos”

Es esencial el concepto de “consentimiento informado”. En tanto en cuanto los participantes entienden la naturaleza de un proceso de mediación, y, efectivamente consienten en participar en el proceso descrito, la mediación se convierte en posible y apropiada para sus fines.

Cualidades esenciales de la Mediación

–          Voluntariedad. Cada uno de los mediados puede abandonar el proceso en cualquier momento, por cualquier razón, o incluso, sin alegar razón alguna.

–          Es colaborativa. Puesto que ningún participante en Mediación puede imponer nada a nadie, todos están motivados para resolver los problemas y alcanzar los mejores acuerdos.

–          Controlada. Los participantes mantienen completa su capacidad de decisión y la posibilidad de oponerse a cualquier propuesta de acuerdo. Nada puede serle impuesto.

–          Confidencial. La Mediación es confidencial. Las conversaciones mantenidas durante el proceso, y todos los materiales utilizados para la Mediación no son susceptibles de ser utilizados (esto incluye al propio mediador) en ningún procedimiento legal posterior, por ninguna de las partes en conflicto.

Su mediador está obligado a describir la extensión de la confidencialidad de la Mediación

–          Informada. El proceso de Mediación ofrece la oportunidad de obtener e incorporar información y consejo legal. Cada uno de los mediados puede recabar dicha información, solicitada de su abogado, o ambos, de uno cuyos servicios hayan decidido, de común acuerdo, recabar. Esta información no determina, salvo que las partes así lo quieran, el resultado de la mediación. Los mediadores tienden a animar a las partes a obtener asesoramiento legal y a aconsejarles que cualquier acuerdo que implique cuestiones de carácter legal sea revisado por abogados independientes con carácter previo a su firma. Si el asesoramiento legal se solicita o no, es, en último término, una decisión de los participantes en el proceso.

–          Imparcial, neutral, equilibrada y segura. El mediador tiene la responsabilidad de asistir a cada mediado y no puede favorecer los intereses de uno frente a los del otro, ni puede favorecer un resultado específico de la Mediación. Su mediador está éticamente obligado a reconocer cualquier desviación sustancial en el tratamiento de los aspectos del conflicto. El papel del mediador es asegurar que las partes alcanzan acuerdos de manera voluntaria, libre, e informada, y nunca como consecuencia de coerción o intimidación.

–          Autoresponsable y satisfactoria. Sobre la base de una participación activa en la resolución voluntaria del conflicto que conduce a las partes a una Mediación, el nivel de satisfacción de los participantes en ésta, y el grado de implicación y compromiso para mantener y cumplir los acuerdos alcanzados, ha demostrado ser notablemente superior en comparación con otras opciones relacionadas con la reclamación de los intereses de las partes en conflicto en vía judicial.

Definición de la mediación en asuntos civiles y mercantiles

En la actualidad, hay más de 10 millones de asuntos en tramitación en los Juzgados y Tribunales españoles. El ratio es de 1 por cada 5 españoles, y no incluye los asuntos que, en preparación, todavía no han accedido a los órganos de administración de justicia.

La mediación es una alternativa al derecho a acceder a los Tribunales de Justicia, y brinda a las personas involucradas en el conflicto la oportunidad de tener un papel activo en cómo se soluciona, en vez de dejar la decisión en manos de un juez, u otro tercero que pueda adoptarla.

Intentar una mediación no supone la renuncia al derecho a acudir a los tribunales. Si la mediación no resulta exitosa, la persona continúa pudiendo acceder a ellos, si así lo desea.

La mediación es un proceso de “tiempo determinado” (la mayoría de las mediaciones de este tipo se resuelven entre dos y cuatro sesiones) al que pueden acudir las partes a fin de (con independencia de que el asunto haya llegado ya a los tribunales o no) alcanzar un acuerdo con la facilitación de una persona neutral (el mediador) experta en técnicas de comunicación, solución de problemas, y negociación.

La mediación es un proceso relativamente sencillo en el que el mediador ofrece a las partes en conflicto, de manera conjunta, la oportunidad de resolver sus diferencias de una forma aceptada por ambas. en un juicio, generalmente hay un ganador, y un perdedor. Al finalizar la mayoría de las mediaciones, ambas partes en conflicto salen satisfechas con los resultados obtenidos.

¿Quién media en asuntos civiles y mercantiles?

En un proceso de mediación privado, generalmente el primer acuerdo de los mediados consiste en determinar quién va a actuar como mediador. La cuestión más importante al elegir un mediador es asegurarse de que el mediador tiene experiencia, y una formación adecuada. Actualmente, en España, y en muchos otros países, los requisitos (pendientes de determinar) pueden ser pequeños; esta es una razón importante para que, si Ud. está interesado en encontrar un mediador, se asegure de ambas cuestiones: que tenga tanto una formación amplia como una práctica igualmente extensa.

¿Qué tipo de asuntos se median?

Casi todos los conflictos pueden llevarse a un proceso de mediación. Los Jueces y Tribunales van a poder, ahora, aconsejar a las partes que están litigando ante ellos, que acudan a una mediación civil/mercantil por muchas razones: el sistema judicial en España no tiene los recursos para manejar todos los asuntos que contribuyen a su atasco; históricamente, a lo largo del mundo, las partes que acuden a una mediación  alcanzan un acuerdo con el que ambas están conformes; la mediación toma una cantidad de tiempo significativamente inferior a un proceso judicial, y es considerablemente menos cara (para los mediados, para el propio Estado). Adicionalmente, la mediación no impide acudir, posteriormente, a los Tribunales.

¿Quién acude a la mediación?

Las partes acuden a la mediación, con o sin sus abogados. Los abogados desempeñan unaimportante labor en la mediación al:

Ayudar, en la educación de las partes,

Desarrollar estrategias de negociación,

Ayudar a las partes a hablar de forma persuasiva, y

Desarrollar una gama de soluciones creativas.

¿Cuánto dura generalmente una mediación?

La mediación dura generalmente de 4 a 8 horas, pero ello depende del número de partes, delnúmero de asuntos a discutir, y la complejidad de estos.

Los participantes deben dedicar un mínimo de tres horas a una sesión de mediación.

¿Cuánto cuesta una mediación?

Los mediadores establecen sus propias tarifas. Las partes pagan directamente al mediador.Este coste no está cubierto por el juzgado. La mayoría de los mediadores cobran entre 200 y 250 euros por hora. Las partes deben acordar antes de la mediación cómo se distribuirá el gasto. Por lo general, el mediador solicitará una provisión de fondos antes de iniciar el proceso.

¿Quién decide la mediación?

Las partes (personas involucradas en el proceso) deciden si desean recurrir a la mediación.Todas las partes deben estar de acuerdo en proceder a la mediación.

¿Cuándo puedo iniciar una mediación?

Una de las partes puede iniciar una mediación a través de su abogado o a través de unmediador en cualquier momento. Las dos partes deben estar de acuerdo en proceder a la mediación.

¿Qué hago si soy invitado a participar en una mediación?

Cuando una de las partes en conflicto es invitada por la otra parte a participar de una mediación, la primera deberá indicar si está dispuesta a participar o no, pudiendo proporcionar motivos por los que quiere o no participar.

¿Qué pasa después?

Si las partes están de acuerdo en participar en la mediación, elegirán un mediador y se programará una sesión de mediación.

Las partes o sus abogados se pondrán en contacto con el mediador directamente para concertar una mediación.

Aunque las partes no están de acuerdo acerca de recurrir o no a la mediación, es posible que estén dispuestas a acudir a un mediador para conocer mejor el procedimiento de la mediación.

¿Cómo elijo un mediador?

El proceso es muy sencillo. Puede enviarnos un correo electrónico explicando su caso de forma breve solicitando una entrevista telefónica de forma gratuíta.

Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible y le daremos las indicaciones de cómo se ha de proceder.

¿Qué pasa si las partes alcanzan un acuerdo durante la mediación?

Si las partes son capaces de resolver su disputa a través de la mediación, los términos del acuerdo son reflejados por escrito. La acción legal finaliza cuando se completan todos los términos del acuerdo. El acuerdo puede incluir términos que los Tribunales podrían no admitir.

Todo acuerdo es alcanzado libre y voluntariamente por las partes.

¿Qué ocurre si las partes no consiguen alcanzar un acuerdo durante la mediación?

La mediación ha tenido éxito para mucha gente pero no funciona para todo el mundo. Es posible que las partes sean capaces de resolver algunos pero no todos los temas en disputa.

Si las partes no son capaces de resolver la materia de mediación, podrán continuar con el proceso judicial tradicional. Si las partes acuden a los tribunales, el juicio puede ser más corto y más fácil gracias a la mediación.

Aunque no se alcance un acuerdo, las partes abandonarán la mediación habiendo alcanzado una mejor comprensión de los puntos de vista de los otros, y de los problemas que necesita resolver.

¿Es confidencial la mediación?

Las mediaciones son privadas, al contrario que los juicios, que ocurren en las salas de justicia abiertas al público

Todo lo que se dice durante la mediación es confidencial, a menos que la ley requiera revelarla información.

Las partes pueden asimismo, acordar que no es necesario mantener la confidencialidad de la información.

¿Qué papel desempeña el mediador?

El mediador es imparcial y neutral. El mediador no toma decisiones y no sugiere soluciones. El mediador asistirá a las partes y sus abogados para alcanzar una solución.

El mediador controla el proceso, al tiempo que las partes controlan los resultados.

Asistirá a las partes en la definición de los temas en conflicto.

Ayudará a centrar los temas en litigio.

Permitirá a las partes identificar y comunicar sus intereses con claridad; y asistirá a las partes proponiendo soluciones creativas.

¿Qué papel desempeña el abogado?

Los abogados no son imprescindibles es una mediación. Sin embargo, si las partes lo acuerdan, pueden asistir en el proceso.

Los abogados colaboran:

Educando a sus clientes;

Desarrollando estrategias de negociación;

Estimulando a sus clientes a hablar de forma persuasiva para garantizar que haya un conocimiento minucioso de las circunstancias de todas las partes;

Desarrollando un registro de soluciones creativas que satisfagan los intereses de las partes.

¿Qué papel desempeñan las partes?

El mediador tiene la obligación de controlar el proceso, al tiempo que las partes controlan los resultados. El mediador asistirá a las partes en la definición de los asuntos en conflicto. Las partes determinarán que materias necesitan ser analizadas. Las partes hablarán gran parte del tiempo durante la mediación. Después de tener la oportunidad de discutir detenidamente cada uno de los asuntos, las partes deben ser capaces de desarrollar una comprensión de los intereses quetienen en común y los que los separan. Las partes tomarán por sí mismas todas las decisiones voluntariamente.

¿Cuáles son los beneficios de la mediación?

Una reducción en el tiempo y los costes económicos del proceso judicial tradicional al resolver parcial o totalmente la disputa;

Una reducción en el estrés que puede resultar de un conflicto en curso;

Una mejor comprensión de la disputa;

Mantenimiento de las relaciones personales y mercantiles y obtención de un desenlace positivo.

Ahorro de dinero en abogados, procuradores y tasas.

Share This